¿Existe la puerta giratoria en Chile?

La mayoría seguramente cree que si, no es ninguna novedad ver en la televisión que los delincuentes queden libres, para así no tener ninguna preocupación en delinquir otra vez. De hecho, la delincuencia es una de las mayores preocupaciones de los chilenos, según confirma la encuesta CEP de julio del 2014, que la sitúa en segundo lugar de preocupación luego de la salud.

Tampoco es sorprendente que alguna gente esté de lado de los delincuentes cuando estos se ven humillados en las calles de nuestro país y es ahí donde se desata todo un debate en las redes sociales. Mi opinión es: “si la justicia no hace nada se debe tomar por nuestras manos” pero también hay otros que “califican estos actos como abusivos”.

Y es que la puerta giratoria según yo no es más que un consecuencia del hacinamiento carcelario y la poca prioridad a los casos más graves que se encuentran en la fiscalía. Hay distintas visiones sobre cómo enfrentar el problema de la criminalidad, pero no conozco ninguna seria que plantee que es un problema exclusivamente judicial. En definitiva, la frase de la puerta giratoria está graficando que la delincuencia y la reincidencia son problemas graves. En su solución a mi parecer el gobierno tiene un rol central e insustituible. Ya sea que se ponga énfasis en la prevención o en la dureza de la sanción, es indudable que aquí están en juego un conjunto de medidas de los más variados ámbitos.

La prevención del delito a través de políticas públicas que apunten a dar oportunidades educacionales, de esparcimiento y de trabajo a los jóvenes; la prevención del consumo de drogas a través de los colegios, el fomento del deporte y el apoyo a la familia; la rehabilitación a través de la aplicación de penas alternativas que permitan el control efectivo del condenado y la aplicación de medidas de rehabilitación eficaces en las cárceles. Así, también, la modernización y fortalecimiento de la labor policial.

En fin, las responsabilidades son compartidas, pero el gobierno incide directamente en la solución de este problema. Algunos pondrán el énfasis en algunas políticas y otros lo pondrán en otras pero, a mi parecer es el gobierno es un actor central.

Catalina Araya S.

4 comentarios

Archivado bajo Sin categoría

4 Respuestas a “¿Existe la puerta giratoria en Chile?

  1. Paula

    No comparto la opinión expresada en el artículo, ya que considero que se contradice al decir que el actor central es el gobierno para la prevención del delito, y a su vez, plantee como mejor solución tomar la justicia por nuestras manos. Pienso que si las leyes existen para normar a la sociedad, no depende de nosotros decidir qué es lo correcto e incorrecto y cómo debe ser abordado.

    Me gusta

  2. Annelise

    Pienso que si bien el gobierno posee la facultad de implementar políticas públicas para el manejo de la delincuencia, como por ejemplo, la prevención de ésta a través de la educación, existen diversos factores que también inciden en la forma de vida que las personas optan por llevar. Esto se ve condicionado por el lugar del cual procedemos, físicamente y de nuestra formación familiar, así como también de nuestras propias aspiraciones, los cuales constituyen nuestras visiones y la base de nuestras proyecciones. En conclusión, no coincido en que el gobierno sea un actor central. Depende de nosotros como aprovechamos los recursos.

    Me gusta

  3. A mi parecer el gobierno debe tener un rol importante al tener la capacidad de implementar nuevas leyes que rijan a las personas, pero no es crucial, pues en Chile también debe cambiar la gente, debe partir desde uno el no delinquir y ser un ser de buen actuar, no solo debemos cargarle el peso al estado ya que al salir de la condena lo volverán a hacer, pues desde pequeños están acostumbrados al mundo delictual y por ello no saben otra forma de ganarse la vida si no es por la manera fácil. En conclusión la gente y el estado tienen exactamente la misma importancia para cambiar la tan bien conocida como “puerta giratoria”.

    Me gusta

  4. Creo que el problema reside fundamentalmente en el gobierno y las medidas que se toman. Ya que, si bien el ser humano está en constante búsqueda de poder y riquezas debido a su codicia, es imposible esperar que comiencen a comportarse como un ciudadano modelo si existen aún injusticias sociales. Quizás no los afecten directamente, pero son una excusa para cometer delitos. Faltan castigos y penas fuertes que se apliquen de manera igualitaria, porque la solución difícilmente brotará de nosotros.

    Francisca Moreno.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s